Documental sobre Scotch (reseña)

En abril fue la premiere latinoamericana en Buenos Aires del documental Scotch: A Golden Dream. Se proyectó en el marco de la vigésima edición del festival de cine independiente “BAFICI”. Tuvimos la oportunidad de verlo con algunos amigos y amigas de nuestro club de whisky y nos gustó. El director del documental se llama oportunamente Andrew Peat, parecía predestinado por su apellido a hacer una película sobre los whiskies ahumados de la isla de Islay. Continuar leyendo “Documental sobre Scotch (reseña)”

Johnnie Walker Blue Label – Ghost & Rare Special Release

Otra nueva publicación sobre Johnnie Walker. No es mi intención principal  escribir en este blog todo el tiempo sobre marcas tan conocidas y omnipresentes como JW, pero como me interesa hablar sobre aspectos de la historia y la cultura del whisky, este nuevo lanzamiento de JW es una buena ocasión. Se trata de una edición especial de su línea Blue Label, Continuar leyendo “Johnnie Walker Blue Label – Ghost & Rare Special Release”

Haig Club con David Beckham

Clubman, el nuevo single grain de Haig.

Haig es un nombre muy antiguo en el mundo del whisky. Probablemente reconozcan la marca aunque nunca la hayan probado, como yo. Leyendo un poco, uno se entera que de hecho es uno de los primeros apellidos relacionados con la destilación del whisky en Escocia. Continuar leyendo “Haig Club con David Beckham”

Johnnie Walker Black Label [The Director’s Cut]

Johnnie Walker aparecía prominentemente en un par de escenas de la película Blade Runner. Me sorprende que haya sido una marca británica y no americana, creo que Jim Beam o Jack Daniel’s correspondían aún mejor con ese universo cyberpunk que un blend escocés. De todos modos, chapeau para JW & sons que reconoció el potencial de esta clásica joya filmada en 1982. Yo recuerdo nítidamente cuando la contemplé en el cine, tenía seis años y no pude terminar de verla por el impacto de las escenas finales, salí solo de la sala a tomar aire. Hasta ese punto me sugestionó y me ha condicionado esa experiencia. Ahora salió una secuela para la cual JW volvió a enrolarse y Jim Beveridge, Master Blender de la casa, en colaboración con el director del film ha creado un blend de edición especial con un volumen de alcohol nada insignificante (49% abv). La banda de sonido de Vangelis contribuyó mucho a la obra maestra original e inspira también a JW para sacar esta pieza visual de marketing sin palabras.

Blade Runner 2049

Reapertura de Rosebank

La actual explosión comercial del whisky tiene varios efectos y resultados. Uno de ellos es la recuperación o reconstrucción de viejas destilerías que habían sido cerradas o destruidas, algo que tiene mucho sentido en Escocia donde hay tanta historia y tradición de whisky y por lo tanto tiene tanto, o más sentido, reabrir una destilería recordada que inaugurar una nueva. Actualmente es una tendencia. Es el caso de Rosebank en Falkirk, una de las más celebradas viejas destilerías, considerada antiguamente quizás la mejor malta de la región y llamada acordemente “King of the Lowlands” (zona sur del país). Esta región tiene actualmente pocas destilerías en comparación con otras regiones más conocidas del país pero las que existen están muy establecidas. En el actual contexto tiene sentido invertir en esta renombrada destilería fundada en 1840, en los márgenes del canal Forth & Clyde, un area considerada además de interés histórico. Rosebank suspendió indefinidamente su producción en 1993, en inglés tienen un término específico para esto que es “mothballing”, según el cual algo queda inactivo pero resguardado para un posible, aunque incierto, uso en el futuro. Hay varias destilerías en esta situación. La inversión demandada es de todos modos importante y se estima para esta operación en aproximadamente 16 millones de dólares. Hay que considerar además que por la naturaleza de esta industria, el whisky producido deberá ser añejado por un mínimo de 3 años y por lo tanto se debe esperar bastante tiempo antes de percibir ingresos y retornos en la inversión inicial. El comprador e inversor es Ian Macleod Distillers, una compañía que cuenta con las destilerías Glengoyne y Tamdhu que producen single malt. Los nuevos dueños están decididos a reproducir el tradicional estilo aromático y floral de Rosebank y para ello van a respetar al detalle la misma forma de producción que incluye la triple destilación, algo que identifica generalmente a los whiskeys irlandeses y es también el método regional en las Lowlands, y además el uso de worm tubs (condensadores espiralados para el destilado). Hay que señalar que todavía se comercializan viejas botellas de la marca y sobretodo nuevos lanzamientos de los llamados embotelladores independientes que suelen poseer stocks añejándose de muchas destilerías hoy en día cerradas o desaparecidas. Ian Macleod Distillers también se ha procurado la compra de parte de estos remanentes del whisky para lanzarlos ellos mismos al mercado bajo la marca renacida.

Dos botellas independientes y una oficial (medio) de Rosebank.

Johnnie Walker Blender’s Batch: The Rum Cask Finish y The Espresso Roast

Johnnie Walker viene expandiendo su línea de productos agresivamente estos últimos años y parece haber nuevas ediciones todo el tiempo. Sorprende, ya que nos habíamos acostumbrado por décadas a enumerar de memoria su clásica línea de whiskies: red label, black label, gold, blue, pasando por el Swing. Hasta el público general no aficionado puede repetirlo de memoria. Esta nueva línea se reclama “experimental”, se llama Blender’s Batch y es desarrollada por el Master Blender de la casa, Jim Beveridge y su equipo de 12 especialistas. Ya han aparecido un par de expresiones diferentes. Las dos mencionadas acá son The Rum Cask Finish (experimento 8) y The Espresso Roast (experimento 9). La industria del whisky también viene experimentando una fuerte expansión en nuevos mercados e incluso en los tradicionales y estos whiskies de JW son un reflejo de ese fenómeno. Están orientados específicamente a la cocktelería, que como el whisky, también está viviendo un renacimiento y un boom. Lo que me llamó poderosamente la atención fueron las notas de cata publicadas, realmente exuberantes, al menos en el papel. Provocan mucho interés y parecen salirse de las típicas descripciones por su intensidad y por la conglomeración de referencias aludidas. Mientras las leía casi abría la boca asombrado. ¡Luego vino otra sorpresa al leer que eran whiskies que no estaban pensados para tomarse solos! Sus perfiles exagerados (eso que me llamó tanto la atención) buscan sustituir otros componentes en la cocktelería, el Rum Cask Finish al ron blanco y el Espresso Roast al café o al licor de chocolate respectivamente. Se habla de pensar desde el lugar del bartender y de darle más herramientas para su trabajo así como atraer a nuevos públicos. El RCF tuvo una maduración final en barricas de ron del Caribe, como su nombre indica, y el ER fue destilado de maltas tostadas que generalmente se usan en la elaboración de estilos de cerveza más pesada. Traduzco para ustedes parte de las notas descriptivas del Espresso Roast:  rico, terroso y pesado en nariz; aromas iniciales a cereales malteados, caramelo, vainilla, chocolate con leche, sugerencias de melaza y café molido; tofi, nueces asadas y praliné de maní. En boca es espeso, rico e intenso… (y así sigue).


Los que quieran leer las interesantes notas de cata pueden hacerlo en este buen artículo (inglés): http://whiskyforeveryone.blogspot.com.ar/2017/10/review-johnnie-walker-blenders-batch.html