Johnnie Walker Blender’s Batch: The Rum Cask Finish y The Espresso Roast

Johnnie Walker viene expandiendo su línea de productos agresivamente estos últimos años y parece haber nuevas ediciones todo el tiempo. Sorprende, ya que nos habíamos acostumbrado por décadas a enumerar de memoria su clásica línea de whiskies: red label, black label, gold, blue, pasando por el Swing. Hasta el público general no aficionado puede repetirlo de memoria. Esta nueva línea se reclama “experimental”, se llama Blender’s Batch y es desarrollada por el Master Blender de la casa, Jim Beveridge y su equipo de 12 especialistas. Ya han aparecido un par de expresiones diferentes. Las dos mencionadas acá son The Rum Cask Finish (experimento 8) y The Espresso Roast (experimento 9). La industria del whisky también viene experimentando una fuerte expansión en nuevos mercados e incluso en los tradicionales y estos whiskies de JW son un reflejo de ese fenómeno. Están orientados específicamente a la cocktelería, que como el whisky, también está viviendo un renacimiento y un boom. Lo que me llamó poderosamente la atención fueron las notas de cata publicadas, realmente exuberantes, al menos en el papel. Provocan mucho interés y parecen salirse de las típicas descripciones por su intensidad y por la conglomeración de referencias aludidas. Mientras las leía casi abría la boca asombrado. ¡Luego vino otra sorpresa al leer que eran whiskies que no estaban pensados para tomarse solos! Sus perfiles exagerados (eso que me llamó tanto la atención) buscan sustituir otros componentes en la cocktelería, el Rum Cask Finish al ron blanco y el Espresso Roast al café o al licor de chocolate respectivamente. Se habla de pensar desde el lugar del bartender y de darle más herramientas para su trabajo así como atraer a nuevos públicos. El RCF tuvo una maduración final en barricas de ron del Caribe, como su nombre indica, y el ER fue destilado de maltas tostadas que generalmente se usan en la elaboración de estilos de cerveza más pesada. Traduzco para ustedes parte de las notas descriptivas del Espresso Roast:  rico, terroso y pesado en nariz; aromas iniciales a cereales malteados, caramelo, vainilla, chocolate con leche, sugerencias de melaza y café molido; tofi, nueces asadas y praliné de maní. En boca es espeso, rico e intenso… (y así sigue).


Los que quieran leer las interesantes notas de cata pueden hacerlo en este buen artículo (inglés): http://whiskyforeveryone.blogspot.com.ar/2017/10/review-johnnie-walker-blenders-batch.html

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.