Sinatra, el barítono del bourbon

Sinatra y el whiskey tenían una relación pública. En cada concierto realizaba un brindis sobre el escenario con un vaso de Jack Daniel’s. También sentía que beneficiaba a su voz. Aparentemente para el catering de cada función solicitaba que hubiera al menos 120 botellas. Y cuando había fiesta en su mansión, izaba una bandera de la marca. La consideraba la bebida de un caballero, “a gentleman’s drink”. Sin embargo, podía tomar como un animal y se dice que sus borracheras eran temibles. The Washington Post lo apodó “the bourbon baritone”, aunque estrictamente hablando, Jack Daniel’s es un Tennessee, no un bourbon. Consecuente hasta el final, pidió ser enterrado con una botella de su querido whiskey.  [Aplausos]